jueves, 15 de marzo de 2012

Toledo (II)










Hola amigos. Hace demasiado tiempo que no actualizo este blog. Y han tenido que ver muchas cosas. Podría decir que fue falta de material... también que el ordenador (en concreto el disco duro) me ha dado muchos problemas... pero creo que la principal razón ha sido la pereza. Sé que, si siguen entrando a este blog y gustándole aunque sea un poco lo que cuelgo en él, tengo en parte ganada la disculpa.
Toledo es parada obligada. Es mi tercera vez y sé que habrá más... Tras sus muros de aspecto austero, esconde maravillas. El aspecto pobre por fuera y suntuoso por dentro, herencia sin duda de tantos siglos de ocupación árabe. Los turistas hacen parada en los sitios más conocidos, pero muchos otros lugares más apartados y menos conocidos permanecen en silencio, quiero pensar que igual que en los último siglos. Toledo es el Greco, pintor que dejó sembrada la ciudad con sus mejores obras; es el mazapán, regalo para el paladar; es la mezcla de culturas judía, musulmana y cristiana; es el eco de la guerra civil; es el recuerdo decadente de aquel imperio español donde no se ponía el sol; es la tradición artesana y orfebre; es su abundancia de iglesias y conventos; es su aspecto medieval y defensivo, al que ayuda estar rodeada por el Tajo, el más largo de los ríos españoles pero que sin embargo nunca fue navegable. Toledo es todo eso y mucho más.

1 comentarios:

Blogger Ducky ha dicho...

Me alegra volver a ver tus fotos después de esta pausa. También soy una enamorada de Toledo.

16 de marzo de 2012, 2:18  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal